Coro Rociero Amanecer en Casa Padre Juan Bonal de las Hermanas de la Caridad de Santa Ana en Dos Hermanas, Sevilla

02 - Coro Rociero Amanecer en Casa Padre Juan Bonal de las Hermanas de la Caridad de Santa Ana en Dos Hermanas, Sevilla

El Coro Rociero Amanecer tuvo el placer de asistir al 50 aniversario de la Directora del Centro «Casa Padre Juan Bonal» de las Hermanas de la Caridad de Santa Ana en Dos Hermanas, Sevilla

En el día de ayer, martes 29 de agosto del 2017, el Coro Rociero Amanecer asistió a la celebración del 50 aniversario de la Directora del centro «Casa Padre Juan Bonal» de las Hermanas de la Caridad de Santa Ana en Dos Hermanas, Sevilla.

Disfrutamos de esta tarde acompañando la celebración con nuestro cante

Desde aquí aprovechamos para felicitar a la Directora del centro por estos 50 años de plena dedicación a las magnificas labores que este centro lleva a cabo.

 

Os dejamos un poco de historia del centro obtenida de la Web www.chcsa.org referencia original: Casa «Padre Juan Bonal» (Dos Hermanas)

Historia del Centro  «Casa Padre Juan Bonal» de las Hermanas de la Caridad de Santa Ana en Dos Hermanas

En el año 1949 una comunidad de doce Hermanas se hace presente en el Municipio de «Dos Hermanas» para dirigir y administrar el Sanatorio Antituberculoso «El Tomillar».

Era sostenido por una Junta de Señoras y el personal, lo formaba un equipo de médicos, enfermeras y celadores, todos ellos seglares.

El director del Centro, hombre recto y bueno, acudió al Cardenal Segura con el fin de que le proporcionase la presencia de religiosas en el Sanatorio ya que era consciente de que no estaba funcionando bien y la moral se había deteriorado.

En medio de este ambiente enrarecido, llegaron nuestras Hermanas con la misión de mejorar dicha situación.

Durante los primeros días encontraron muchos inconvenientes y sufrimientos ya que los que, hasta entonces gobernaban el Sanatorio, les negaron y privaron de todo, incluso de lo necesario.

Después de un tiempo en el que prácticamente permanecieron sin realizar actividad alguna, la nueva Superiora recientemente nombrada, pudo hacer frente a esa situación con su firmeza y valentía.

Desde ese momento, las Hermanas fueron distribuidas en salas de enfermería, quirófano, laboratorio, cocina, despensa, lavadero y ropería.

La situación económica era muy precaria ya que, la asignación destinada a los enfermos no alcanzaba ni para su alimentación. Con la llegada de un nuevo administrador, la situación mejoró. Las Hermanas, ante esta situación tan difícil, realizaron diversas actividades, con el fin de aliviar la escasez de medios económicos.

En el año 1986 comienza otra etapa. Se hace cargo del Sanatorio la Junta de Andalucía, pasando a ser un Hospital con todos los adelantos modernos.

En diciembre de 1992, las Hermanas conservaron sus puestos de trabajo pero pasaron a vivir fuera del Hospital.

Es entonces cuando la comunidad comienza a denominarse «Casa Padre Juan Bonal«. El Director del Hospital organizó un acto de despedida como homenaje y gratitud a las Hermanas resaltando su entrega abnegada al servicio de los enfermos y comunicó que, el pabellón hasta entonces ocupado por la Comunidad, recibiría el nombre de “Pabellón de las Hermanas de la Caridad de Santa Ana”.

Se develó una placa conmemorativa y, a las Hermanas jubiladas les impusieron una medalla con la fachada del Hospital. Habían transcurrido cuarenta y dos años en los que las Hermanas realizaron una labor excelente en enfermería.

Permanecieron en la cabecera de los moribundos confortándolos y poniendo todos los medios para preparar su encuentro con el Señor. Los asistían hasta el último momento, sin miedo al contagio que, con frecuencia, llegaron a padecer. Las velas de noche resultaban muy agotadoras porque los enfermos, en ocasiones, llegaron al número de trescientos. A pesar de eso, las desempeñaron sin la menor muestra de cansancio.

Es importante añadir que este duro trabajo no restaba para alegrar la vida de los enfermos ya que las Hermanas eran jóvenes y dedicaban su vitalidad al servicio del enfermo, viendo a Jesús en todo lo que, a diario, tenían que desempeñar.

Cabe destacar la ilusión con que preparaban y celebraban la Navidad y Fiestas Congregacionales. En todo buscaban hacer más llevadero el sufrimiento de los enfermos alegrando su vida con esos momentos felices.

Cuando las Hermanas pasaron a su nueva vivienda, colaboraron con la Parroquia en Liturgia, Catequesis, Pastoral de la Salud, e intentaron, ser en el barrio, presencia del amor y la misericordia de Dios Padre.

En la actualidad, tres Hermanas de la Comunidad atienden a las que más necesitan de su esmerada dedicación y entrega. (2011) El día 3 de enero de 2016 esta Comunidad dejó de pertenecer a la Provincia del Inmaculado Corazón de María para integrarse en la Provincia única de España de Nª Sª del Pilar.

Casa Padre Juan Bonal de las Hermanas de la Caridad de Santa Ana en Dos Hermanas, Sevilla


Nuestro Coro Rociero realiza servicios para Romerías y Ferias, Bodas, Comuniones y Bautizos y Ocasiones Especiales

Puede contactar con nosotros por Teléfono, Correo Electrónico o directamente rellenando el Formulario de Contacto